Modern woman has a fresh, analytical and well-founded look at what should be the care of her glutes, both talking about the external care of them, ie, exfoliation, firming up, skin deep nutrition products, as well as the meaning of inner glutes volume mass restoration, i.e. adipose and muscular tissues weakness of this important area of the body that is subjected to great wear, such as glutes.

The buttocks are multi-use muscles, it is rare the activity in which they are not involved, however they are stubborn and resistant to develop, they demand an extreme amount of dedication and vital energy to achieve it; never to our total satisfaction. They are muscles that oppose a formidable resistance to their hypertrophy being their nature consisting of strong muscle fibers, the overlapping of the three fundamental muscles that make up the musculature of this zone.

The connective tissue on the other hand and the adipose mantle in charge of protecting the muscular structures as well as producing support, inner panicle of adiposities are also elements that contribute toward the strong barrier there is to getting gluteus muscles easily developed. However these same elements need to have the proper balance which makes the difference between beautiful derrieres and those in need of enhancement.

In fact our buttocks are our natural cushions on which to sit, without them, bony structures are exposed and glued to the skin and sit on the bones ischium is not only a painful and uncomfortable situation but extremely unsightly.
In one way or another, adipose tissues in the buttocks are essential to produce a certain bouncing effect that every beautiful glutes must have, plus a consistency beneath the skin that contributes filling, sculpting, molding and definition of the derriere.

Conscious of the multiple mistakes made by unskilled personnel for the execution of a strict medical procedure, outbursts of medical intrusions, it is important to highlight a successful technique that noninvasively resolves specific situations in which the gluteal appearance is diminished for various reasons.

The discredit caused to the original procedure called Bioplasty, calling it “shots” by the silicone traffickers and their underground culture scattered throughout the world leading women to be subject to a number of false ideas which put forward in internet become an endless confusion net.

In the United States, Facial Bioplasty has many years of resounding success with various fillers that are used to enhance cheekbones, lips, chin and fade lines. There are several products on the market for this purpose but Artecoll brand is the one to have the longest longevity outcome because it contains PMMA microspheres suspended in collagen.

On the other hand, the gluteal bioplasty by microspheres of legitimate PMMA has also been used in patients with HIV for many years, since it is the only product that manages to recompose and restore fatty tissues of these patients suffering from a condition called lipodystrophy.

Gaining back the benefits of a great procedure that is safe and offers the best results within a minimally invasive approach, commits us to give the best of our expertise and ensure that the final results are both optimal in terms of beauty, and safety with respect to the total Personal integrity of patients.

The techniques of glute sculpture, molding, reassessment, projection of them as well as other effects that are sought depending on the various specific cases, are all aspects that are developed throughout vast experience in this specific field being this acquisition not only part of the medical career but issues that go much further than the plain, simple and dangerous indiscriminate filling of buttocks i.e. pumping unknown substances, compacting stuff the further the best as per clandestine operators slogans.

Anyone can empty into buttocks exorbitant amounts of oil but there is art involved in the enhancing of glutes, a superiority not likely to permit comparisons against clandestine activities. Specialized techniques which began with Dr. Nacul in Brazil spreading among Latin American cosmetic surgeons.

With people like the Kardashian who has undergone several sessions of silicone injections, serving as heroine and model for present-day young generations, photoshop is the quintessential element to complete these dream images that seem a priority in a world in which the paradox of the struggle for gender equality and violence against women; on the one hand, this disconnected mentality and beauty patterns women are being obedient of really needs surpassing archaic and primitive models that women themselves are prone to adopting so easily.

Women must achieve greater awareness on market manipulations based on her natural feminine vanity thus overlooking how they are forever being dependant of the patriarchy and their enriched emporiums that become stronger on female’s vulnerability.


El día en que los gluteos saltaron a la fama

La mujer moderna tiene una mirada fresca, analítica y bien fundamentada sobre lo que debe ser el cuidado de sus glúteos, tanto hablando del cuidado externo de los mismos, es decir, exfoliación, sueros reafirmantes, productos de nutrición profunda de la piel, como lo que significa la restauración interna de los tejidos adiposos y musculares de una zona del cuerpo que está sometida a gran desgaste, como lo son los glúteos.

Los glúteos son músculos multi-uso, es rara la actividad en la que ellos no estén involucrados, sin embargo son tercos y resistentes de desarrollar, exigen una cantidad extrema de dedicación y energía vital para lograrlo; nunca a nuestra total satisfacción. Son músculos que oponen una resistencia formidable a su atrofia, constituidos de fibras musculares fuertes, hay sobreposición de los tres músculos fundamentales que conforman la musculatura de esta zona.

El tejido conectivo por otro lado y el manto adiposo encargado de proteger las estructuras musculares como también producir soporte, relleno y acolchonamientos externos, son elementos que también forman parte de la estructura glútea y como tal el balance de grasas y músculos es lo que marca la diferencia entre glúteos hermosos y otros que necesitan realce.

De hecho nuestros glúteos son nuestros cojines naturales sobre los cuales sentarnos, sin ellos, estructuras óseas quedan al descubierto y pegadas a la piel y sentarse sobre los huesos, isquiones no sólo es una situación dolorosa e incómoda sino que extremadamente antiestética.

De una u otra manera, los tejidos adiposos en glúteos, son esenciales para producir un cierto bouncing effect que todo glúteo hermoso debe tener, además de una  consistencia por debajo de la piel que aporte relleno, escultura, moldeo y definición del  derriere.

Podemos usar las mejores cremas y productos para embellecer el estado general de nuestros glúteos pero no lograremos sólo con eso llevarlos a la dimensión en que se integren hacia los costados laterales redondeando los bordes externos, realzando las líneas rectas laterales y reforzando la porción inferior de los glúteos que es también una zona muy delicada y de las de mayor y rápido envejecimiento y deterioro.

Cada vez somos más los profesionales de la estética en Colombia que nos declaramos pro defensa de la  Bioplastia para la restauración de masa glútea para el realce, escultura y definición del derriere.

Conscientes de los múltiples desaciertos cometidos por personal no calificado para la ejecución de un procedimiento de estricta realización y estándar médico; exabruptos e intrusismo médico, nos importa poner en alto el nombre de una técnica de altísimo éxito que resuelve de forma no invasiva las situaciones específicas en las cuales la apariencia glútea se ve disminuida por diversos motivos.

El descrédito causado al procedimiento original llamado Bioplastia, bautizándolo de “shots”  por los traficantes de silicón y una cultura underground esparcida por el mundo que  no sólo lleva a las mujeres a estar sujetas a las normas y mantras de estos diligentes operadores clandestinos sino que utilizan el silicón bajo falsas marcas para esconder la verdadera naturaleza de lo que inyectan en los cuerpos de sus clientes, cantidades indiscriminadas, sin criterio médico ni entrenamiento de ningún tipo, son introducidas en el organismo, pasando éstas a fluir libremente dentro del organismo y trasfundiéndose  a la sangre, migrando por el exceso obsceno de silicón que se utiliza, poniendo a las personas en serios riesgos de tromboembolismo y todo tipo de reacciones adversas al producto monofásico no biocompatible que utilizan.

En Estados Unidos la Bioplastia facial tiene muchos años de éxitos rotundos con diversos productos de relleno que se utilizan para el realce de pómulos, labios, mentón y atenuar líneas de expresión. Existen en el mercado diversos productos para esta finalidad pero es la marca  Artecoll la de mayor duración porque contiene microesferas de PMMA suspendidas en colágeno.

Por otro lado, la Bioplastia de glúteos por microesferas de PMMA legítimo también se ha utilizado en pacientes con VIH por muchos años, ya que es el único producto que logra recomponer y compensar los tejidos grasos de estos pacientes que sufren de una condición llamada lipodistrofia.

Recuperar las bondades de un gran procedimiento que es seguro y ofrece los mejores resultados de forma mínimamente invasiva, nos compromete a dar lo mejor de nuestra experticia y garantizar que los resultados finales sean tanto óptimos en términos de belleza, como seguros con respecto a la total integridad personal de los pacientes.

Las técnicas de escultura de glúteos, moldeo, reafirmación, proyección de los mismos, así como otros efectos que se buscan dependiendo de los casos específicos, son todos aspectos que conllevan la adquisición de vasta experiencia en este campo específico y va mucho más allá que el simple y peligroso llenado indiscriminado de glúteos,  bombeo de aceite de silicón que se focaliza y hace énfasis en introducir y compactar la mayor cantidad posible de aceite monofásico de dimetilpolisiloxano que hoy en día se esconde bajo la marca de PMMA para evitar revelar la verdad de su negocio estrechamente relacionado a mafias y operaciones clandestinas.

Cualquiera puede vaciar dentro de los glúteos cantidades exorbitantes de aceite pero el arte de realzar la forma glútea tiene una superioridad como técnica especializada del campo de los cirujanos cosméticos latinoamericanos que no puede compararse bajo ningún punto de vista con el mundo underground de los shots y los humongous buttocks.

Decimos que el modus operandis de estas mafias asociadas al mundo de la pornografía y prostitución fijan imágenes falsas arregladas con photoshop para cautivar a sus potenciales clientes que se embrujan y caen bajo el hechizo de una manipulación específica que se realiza para promocionar fraudes peligrosos para la salud de las personas. Personas que  no leen, no se informan y obedecen ciegamente  a los estímulos que les presenta la televisión, el mundo del espectáculo y las redes sociales.

Cualquier comentario diseñado para darle realidad mayor a la plataforma que produce y vende el silicón en el mundo, es tomado por las personas como verdades absolutas, están literalmente enamoradas de mujeres que se han sometido a varios procesos de infiltración y han arriesgado sus vidas por esa necesidad de brillar en el show business.

Con personas como la Kardashian que se ha sometido a varias sesiones de inyecciones de silicón, sirviendo de heroína y modelo para las generaciones jóvenes actuales, el photoshop es el elemento por excelencia para completar estas imágenes oníricas que son parte esencial de un mundo en el que se lucha por la igualdad de género y violencia contra la mujer, por una parte, y por otra, la contradicción del poder de las imágenes que nos perpetúan como las hembras cuyo mayor recurso ha de ser un trasero sobresaliente con el cual ejercer poder sobre los hombres.

La mentalidad y superación de patrones mentales arcaicos que la misma mujer adopta con tanta facilidad, debe evolucionar hacia mayor conciencia con respecto a las manipulaciones del mercado, la propia vanidad esencial que la mujer tiene a granel y el incremento de su propia valía en términos de ser humano que no se reconoce más como objeto de seducción del patriarcado dueño de los grandes emporios que se enriquecen a expensas de la vulnerabilidad femenina.